ÁNGEL NEGRO


Si fuera mi cara
La que se tiñe de paja.

Si fueran mis labios
Los que tiemblan de miedo.

Si fueran mis ojos,
Los que se cubren sin dueño.

Si fueran mis dedos
Los que ya no sintieran…
…Sólo diría Adiós…
O un simple hasta luego
A mis días de haber sido.

Con una mano,
Alzaría mi despedida.
Y con la otra mano,
ella, me llevaría
hasta el fin de mi dolor.



Patricia López Castillo

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Días de tormento soleado

El mundo en un acordeón.